Cómo conseguir una navegación segura para los más pequeños

Educar es la única forma de garantizar que los menores tengan una navegación segura por Internet 

El uso de Internet es hoy uno de los hábitos más cotidianos de los niños, la mayoría de ellos navegan por la red antes de su escolarización. Esto los expone a una fuente de riesgos en cuanto a la seguridad.

Es por eso, que inculcar unos hábitos saludables en el uso de las nuevas tecnologías es fundamental para sacar todo su partido y evitar algunos inconvenientes.

Con motivo del Día Internacional de la Internet Segura, una iniciativa promovida por la Comisión Europea con el fin de difundir el uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías, os presentamos un Kit de Supervivencia para que vuestros hijos naveguen seguros por la red:

Consejos para navegar de forma segura:

  1. Supervisa el acceso a Internet de tu hijo: las primeras incursiones deben ser supervisadas y controladas. Es importante evaluar el uso que hacen nuestros hijos de Internet.
  2. Adviértele de los peligros que entraña la navegación por Internet: enseña a tus hijos a identificar las amenazas y actuar en consecuencia. Los delincuentes evolucionan día a día y es importante estar informados.
  3. Asegúrate de que nunca compartan datos personales con desconocidos: los menores no deben chatear con personas desconocidas. Además, el correo, nombre completo o cualquier dato que permita la identificación del menor debe permanecer en la más estricta intimidad.
  4. Incúlcale una rutina para el cambio de contraseñas: toda la familia debe cambiar las contraseñas de forma periódica. También es importante utilizar contraseñas distintas para cada uno de los dispositivos o aplicaciones.
  5. Enseña a tu hijo a descartar la descarga de archivos como confiables: como por ejemplo archivos adjuntos o enlaces indexados en emails con remitente desconocido.
  6. Fórmale en el buen uso de las redes sociales: los menores de catorce años no deberían tener perfil en las redes sociales sin el consentimiento de sus padres. En caso contrario, los padres deberán ayudar a configurar la privacidad de la red y establecer algunas pautas, como la de no aceptar solicitudes de amistad de desconocidos.
  7. Adviértele que si alguien le molesta en Internet puede contar contigo: si algún menor se siente acosado por Internet debe contarlo con la mayor urgencia posible a sus padres. Es imprescindible ganarse la confianza de nuestros hijos en materia de redes sociales.

No debemos atormentar a los pequeños con los peligros de las redes, pero sí establecer unos buenos hábitos de seguridad y ganarnos su confianza en este campo. De esta manera Internet se convierte en una herramienta de aprendizaje complementaria con mucho potencial.

 

Publicación a partir del artículo publicado en ABC. «Siete consejos para que la navegación por internet de los niños sea segura»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies