El soporte de Windows 7 llega a su fin

El 14 de enero de 2020 finalizan las actualizaciones y todo tipo de soporte para Windows 7

¿Qué significa fin de soporte?

Existen dos tipos de soporte en las versiones de Windows. Con el soporte estándar, las versiones reciben actualizaciones (entre ellas de seguridad), correcciones con funciones mejoradas, y se pueden hacer reclamaciones con el hardware en garantía.

El soporte estándar de Windows 7 finalizó en enero de 2015 (ya no recibe mejoras), y desde entonces ha estado únicamente bajo el soporte extendido. Una especie de prórroga, con actualizaciones de seguridad para solucionar errores que han sido descubiertos.

¿Qué supone para ti el fin de soporte?

Los equipos estarán totalmente desprotegidos frente a ataques. Esto quiere decir, que en el momento que aparezca un fallo de seguridad (que aparecerá… sólo debemos recordar lo sucedido con Windows XP) los usuarios quedarán expuestos y no podrán hacer nada para protegerse.

Fin soporte Windows 7

¡¡¡Si tú estás desprotegido, tus clientes también lo están!!!

Las empresas que todavía están utilizando Windows 7 quedarán desprotegidas, por lo que, sin quererlo, también estarán desprotegiendo a sus clientes en el caso de que aparezca alguna vulnerabilidad con la que se pueda robar datos de sus servidores. Esto puede dar lugar a que si tenemos una brecha de seguridad no se hayan tomado las medidas necesarias para la protección de datos que nos impone el RGPD y con ello la correspondiente sanción.

Incompatibilidad con aplicaciones y Hardware

Win7hacker

Técnicamente puedes seguir usando Windows 7, pero tras la finalización del soporte, el equipo será más vulnerable a los riesgos de seguridad y virus. Los ataques podrán aprovecharse de vulnerabilidades presentes en el propio sistema operativo, lo que hará ineficaz al antivirus que estemos utilizando, y siempre y cuando teniendo en cuenta que el fabricante del antivirus quiera seguir dando soporte a un sistema operativo que habrá sido declarado como obsoleto.

A la larga, el otro problema es que poco a poco dejará de haber aplicaciones y hardware compatible con el S.O. Si el responsable de Windows 7 ya no presta atención a su producto, es lógico que el resto de fabricantes de hardware y software también lo hagan. Llegará el día en que otras compañías dejarán de fabricar productos compatibles con Windows 7 (como por ejemplo navegadores).

Piensa en que si, por ejemplo, su sistema de información se actualiza y deja de ser compatible con Windows 7, a esta empresa le va a tocar actualizar su S.O lo más rápido posible y de forma precipitada.

¿Cuál es la mejor solución?

Dar el salto cuanto antes a una versión más moderna de Windows. Podemos actualizar el equipo sin perder nuestros datos y, además, nos permitirá seguir utilizando nuestro PC de forma segura.

El salto lógico es pasarse a Windows 10, que mantiene las mismas especificaciones mínimas de hardware que sus dos versiones anteriores.  Pero si lo que queremos es aprovechar 100% este cambio de versión, lo ideal es obtener un nuevo dispositivo con Windows 10.

El cambio ya está en marcha en miles de corporaciones de todo el mundo y Windows 10 ya está presente en 800 millones de equipos. Las ventas de PC en todo el mundo en el segundo trimestre del año muestran que la migración está moviendo el mercado.

En arditec queremos facilitar al máximo esta migración a todos nuestros clientes. Ponte en contacto con nosotros haciendo click aquí y estudiaremos tu caso para ofrecerte lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Enlaces relacionados:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies