LOS COCHES CONECTADOS TAMBIÉN PUEDEN SUFRIR CIBERATAQUES

Ciberataques en vehículos

Alrededor de 50 millones de coches están conectados a Internet. Esto representa el 20% de todos los coches que están hoy en día en uso.

Una característica común en los coches conectados, es la de poder controlarlos desde la distancia por medio de una aplicación instalada en el móvil. Otra conectividad muy utilizada es la integración de un asistente de voz, como Alexa de Amazon.

Todas estas tecnologías, junto con el GPS, Bluetooth, wifi… son cada vez más habituales en nuestros vehículos. Un informe de Upstream Security muestra que se ha pasado de menos de 10 ataques en 2010 a 60 en el 2018.

«Si puedes controlar tu coche en la distancia, éste puede ser hackeado»

Otra posibilidad, es la de controlar la climatización del vehículo desde el dispositivo móvil, para que la temperatura sea la adecuada una vez entremos en él. Esta habilidad es opcional (debemos pagar por ella). Pero el no contratar este servicio extra no quiere decir que estemos libres de ser hackeados, ya que el equipamiento está presente en el vehículo y puede ser vulnerado de todas formas.

La gran amenaza: la unidad central

La mayoría de los vehículos comparten la misma vulnerabilidad: la unidad central del coche, responsable de la información no crítica y del entretenimiento, como la música y la navegación. Esta unidad central está conectada a Internet por medio de dispositivos móviles y al CAN bus (columna que vertebra toda la electrónica de nuestros coches, como el motor y los frenos).

Como cualquier otro componente electrónico, la unidad central puede ser vulnerada. Hasta la fecha, casi todos los hackers han utilizado este elemento, puente perfecto para acceder a los componentes de seguridad del vehículo. Este hecho, permite al hacker controlar el vehículo desde la distancia.

Principales ciberataques a vehículos

De los producidos durante el año pasado, una de las tendencias principales es el robo de vehículos mediante sistemas de apertura de llaves.

  • Uno de los casos más recientes fue el robo de un Volvo XC90. Los delincuentes se hicieron con él mediante un dispositivo de escaneo para acceder al coche sin llave.
  • Otro caso es el robo de dos Mercedes todoterreno nuevos valorados en 60.000€ cada uno. Los ciber delincuentes accedieron de forma remota a los vehículos y se marchan con ellos en 60 segundos.
  • También de forma remota un hacker robó un Ford Mustang valorado en más de 40.000€, usando un dispositivo que imita el mando de entrada que abre las puertas del coche.

Todos estos casos son solo unos pocos, y la expectativa es que se vean aumentados. Por eso, es importante entender que nuestro vehículo tiene componentes que pueden ser vulnerador y que debemos implantar medidas de seguridad. En breve, os daremos algunas pautas para proteger nuestros coches lo máximo posible.

 

Links relacionados:
https://www.consumerwatchdog.org/sites/default/files/2019-07/KILL%20SWITCH%20%207-29-19_0.pdf

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies